domingo, 4 de abril de 2010

SERÁ JUSTICIA

La propiedad inmueble sede del hogar conyugal se adjudica a la esposa y a los hijos menores de edad. El vehículo utilitario al esposo. Se establece un amplio régimen de visitas. Le corresponde a la dignidad de ella el sesgo de la certera hoja de filo inclemente. El aburrimiento y la indiferencia al ego de él. A ambos un mar de olvidos, mareas de distancias y el fracaso vestido de humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario